www.iatrum.com

Consultation:
0049211-
24790940
Kaiserswerther Str. 119
40474 Düsseldorf / Germany

Reducción de mamas, senos

reducción de senos mamaria

 

¿Cuáles son las formas más importantes de la reducción de senos?

 

La reducción del tamaño de los senos o reducción de senos en medicina también se denomina reducción mamaria o plastia de reducción mamaria. Existen muchos métodos diferentes, pero se pueden reducir a los siguientes denominadores comunes:

  • Reducción de mamas con incisión en forma de T
  • Reducción mamaria con incisión en forma de i
  • Reducción de senos con incisión periareolar (la reducción sólo es posible en una medida pequeña)
  • Reducción de mamas con fijación interna (= sujetador interno)

¿Cuál es el procedimiento de la reducción de senos?

 

Dos semanas antes de una reducción de senos se debería dejar de fumar para minimizar el riesgo de alteraciones en la cicatrización. La cirugía se realiza bajo anestesia general y demora aproximadamente dos horas. La elección de la incisión depende de la cantidad de tejido a reducir. Según la extensión de la reducción mamaria se debería calcular por lo menos un día de internación hospitalaria.

Términos emparentados: reducción de senos, plastia de reducción mamaria, macromastia, gigantomastia, senos grandes, reducción de pechos, reducir el tamaño de los senos, reducción mamaria.

Motivos para una reducción de senos

 

La reducción mamaria o reducción de senos (mamas) se asocia con el término médico de macromastia que describe los senos demasiado grandes. La macromastia forma parte de las malformaciones mamarias.

Muchas mujeres sufren debido a senos demasiado grandes. Frecuentemente sienten que otras personas las pasan mirando debido a sus medidas excesivas. Esto muchas veces lleva inconscientemente a una postura encorvada de la columna toráxica para esconder los senos. Además las pacientes que tienen el deseo de una reducción de senos en general relatan una serie de síntomas que son el resultado del peso excesivo de los senos. Estas pacientes muchas veces sufren de dolor de espalda o de la nuca. En este sentido aproximadamente el 80% de las mujeres sienten un alivio directamente después de la reducción de senos. Debido al peso se presentan marcas profundas de los breteles en los hombros. En el pliegue inframmamario frecuentemente se forman maceraciones (Intértrigo) e infecciones por hongos, especialmente en verano. La mala postura debida al peso puede llevar a signos de desgaste en la columna cervical y toráxica. Practicar deporte es casi imposible. Además es realmente un desafío encontrar una talla de vestimenta adecuada.

Una terapia conservadora en estos casos no tiene sentido, ya que con medidas físicas y terapia psicológica no desaparece el problema de fondo, es decir el peso excesivo de los senos. Esto sólo se puede lograr con una reducción de senos. Si ya existe el síndrome de la columna cervical o el síndrome de dolor de la columna toráxica, se puede disminuir el peso con una reducción de senos y aliviar de esta forma las molestias y retardar un avance del desgaste.

Si existe un sobrepeso general, antes de una reducción quirúrgica de los senos primero se debería intentar perder peso, ya que en algunas mujeres la pérdida de peso se nota de forma marcada en los senos. Por lo tanto a veces una cirugía de reducción ya no es necesaria. Sin embargo muchas veces debido al exceso de piel resultante la paciente desea realizar una remodelación de los senos.

Los pechos demasiado grandes en los hombres se denominan ginecomastia.  En estos casos la reducción se logra mediante una liposucción y/o una pequeña incisión. Sólo en casos extremos se necesita una reducción de pechos como en la mujer.

¿Qué sucede durante la reducción de senos?

 

En la reducción de senos se elimina tanto tejido glandular mamario, como también tejido adiposo y piel. Se realiza incisiones alrededor de la areola y se achica, además se debe recolocar en una posición más alta. Existen varias técnicas diferentes y formas de incisiones. ¡No se posible operar sin cicatrices! Sólo se puede intentar dejar la menor cantidad de cicatrices posibles y que sean lo más discretas posibles. Sin embargo los procedimientos con muy pocas cicatrices tienen sus límites. A continuación se explican los principios estándar de la reducción de senos:

¿Qué tipos de incisiones se pueden elegir en la reducción de senos?

 

Los procedimientos de reducción de senos descritos en la literatura son muy variados. A veces sólo presentan diferencias muy pequeñas. Las técnicas básicas se pueden describir con la incisión en forma de T, en forma de i y en forma de L, y se aplican de forma similar, como en la remodelación de senos.

La incisión en forma de T también se denomina incisión en forma de ancla.

 

Imágenes: 1, En un color más claro se marca el área de piel que se elimina en la reducción mamaria con incisión en forma de T. 2, Las cicatrices resultantes.

Trazado de la incisión en la reducción de senos en forma de T cicatrices resultantes después de reducción de mamas con incisión en forma de T

La reducción de senos con una incisión en forma de T seguramente es la técnica más utilizada. Las cicatrices resultantes van alrededor de la areola, después verticalmente hacia abajo al pliegue inframamario y horizontalmente a lo largo de este pliegue, es decir como una T invertida. Con esta técnica se puede eliminar bastante piel tanto en dirección horizontal como también vertical. Por lo tanto se puede esperar un buen resultado final, aún en senos muy grandes y/o fláccidos o caídos sin pliegues o tendencia hacia abajo.

El resultado final es visible relativamente rápido, ya que no se tiene que  esperar la reducción prolongada de cicatrices y de piel como en la técnica en incisión en forma de i. Sin embargo esta técnica está relacionada con icatrices bastante largas. Por lo tanto no se debería aplicar en lo posible en mujeres con una tendencia a la formación de cicatrices abultadas (cicatrices hipertróficas, queloides).

La incisión en forma de i es un procedimiento en el que se forman pocas cicatrices.

 

Imágenes: 1, Se muestra en un color más claro el área de piel que se eliminará en una reducción de senos con incisión en forma de i. 2, Las cicatrices resultantes en la incisión en forma de i.

Trazado de las incisiones en la reducción mamaria en forma de i Patrón de cicatrices después de una incisión en forma de i

Esta técnica forma parte de las técnicas de reducción de senos con muy pocas cicatrices. La cicatriz va alrededor de la areola y verticalmente hacia el pliegue inframamario; horizontalmente en el pliegue no se realiza incisión. Pero debido a esto la distancia desde el pezón hasta el pliegue inframamario y el excedente de piel aquí presente es demasiado grande. Por lo tanto en esta región se separa la piel del tejido adiposo para que se pueda reducir mejor. Adicionalmente la sutura vertical se realiza como sutura en bolsa de tabaco para disminuir la distancia desde el pezón hasta el pliegue inframamario. Se obtiene como resultado pequeños pliegues de piel que con el tiempo se deberán reducir o encoger.

Se apuesta a la tendencia de la piel de reducirse o encogerse. Esta tendencia seguramente es buena en pacientes jóvenes. Esto también funciona muy bien en una reducción de senos más pequeña o un levantamiento (o estiramiento) de senos. Pero si la calidad de la piel ya no es óptima la reducción de la piel no se dará en el grado deseado. Esto también es así en una reducción de senos más grande. En estos casos los pliegues en la región de la cicatriz vertical permanecerán visibles. La distancia entre el pezón y el pliegue inframamario se agranda nuevamente y el seno empieza a colgar. Entonces siempre son necesarias cirugías posteriores,las cuales pueden llevar a resultados estéticos si se acepta una cicatriz en el pliegue inframamario. En general se debe esperar 6 meses después de una reducción de senos para decidir si es necesaria una cirugía ulterior. Después de este período ya no habrá cambios significativos.

Se puede minimizar la probabilidad de otra cirugía. Si el excedente de piel en dirección horizontal es mayor al esperado, éste puede ser minimizado mediante una ampliación de la incisión en el pliegue inframamario. El resultado es una incisión en forma de "T pequeña".

¿Qué es la incisión en forma de L?

 

La incisión en forma de L es bastante parecida a la incisión en forma de i. Para poder disminuir en cierto grado el excedente de piel en dirección horizontal, la incisión se amplía hacia lateral en forma de L. Sin embargo se utiliza con mayor frecuencia la “incisión de T pequeña”, ya que así se puede corregir mejor el excedente de piel en la porción media.

¿Qué se entiende por una redución de senos con suspensión interna?

 

Para darle más estabilidad a los senos y obtener un efecto de tensado más duradero en una reducción de senos, existen diferentes procedimientos en los que se forma uno o más colgajos de la capa de piel más profunda (corium) y/o el tejido adiposo y el tejido glandular del seno. Estos colgajos se fijan en la cubierta fibrosa del músculo pectoral o una capa fibrosa del tejido adiposo (fascia scarpa). Aquí también se hace posible una modelación del seno. Los colgajos de tejido adiposo y glandular actúan como un implante propio del cuerpo y le dan una mejor forma a los senos.  El objetivo de esta forma de reducción de senos con suspensión es el de retirar la carga principal del seno de la piel y la sutura cutánea para posibilitar una cicatrización libre (o más bien pobre) de tensión y prevenir o retardar una nueva flaccidez o tendencia a la caída de los senos.

¿En qué casos se realiza una liposucción durante la reducción de senos?

 

La liposucción con el objetivo de reducir los senos no tiene valor en la mujer. La razón es bastante clara. Se puede reducir el peso de los senos mediante una liposucción, pero no la cubierta de piel. La consecuencia sería una flaccidez muy importante de los senos.

Igualmente la liposucción en combinación con una reducción de senos puede proveer buenos resultados. Los senos grandes muchas veces poseen una base ancha, es decir tienen una prolongación lateral que llega hasta la axila. En una cirugía primaria esta prolongación sólo se podría corregir con una incisión muy larga en el pliegue inframamario. Aquí se podría utilizar la liposucción, con la cual se podría quitar o disminuir esta prolongación en la cirugía primaria o en una intervención secundaria (después de 6-12 meses), con el fin de reducir el volumen sin alargar la incisión.

Área del pezón= pezón + areola

 

Las áreas de los pezones sufren cierto maltrato en la reducción de senos y el  levantamiento de senos.

Su tamaño es reducido y se ubican más alta. Si esta re-localización hacia arriba no es demasiado grande, se realiza a través de colgajo de piel que asegura la irrigación de la areola. Si este colgajo es demasiado largo, se dobla o es aplastado, la irrigación puede empeorar en un grado importante. La areola se vuelve más pálida (irrigación deficiente) o azulada (flujo de sangre de regreso deficiente). Si no se puede mejorar la irrigación, es posible que en general sólo una parte de la areola sufra necrosis (muerte del tejido). Esto significa un proceso de curación prolongado que depende de la cantidad de tejido que se haya necrosado. Sin embargo esto hoy en día y aún en reducciones de senos más bien grandes esto es sumamente raro.

En casos extremos, en los que el pezón se debe levantar 10 cm. o más, también se debería plantear un transplante del área del pezón en la charla de asesoramiento. En este caso la areola se recorta completamente y se sutura en su nuevo lecho. Una fijación con compresión en los primeros 5-7 días es de vital importancia para un transplante total de piel. Recién después de 1-2 semanas se podrá ver si el transplante resultó.

 

Hoy en día este tipo de transplantes del área del pezón sólo se tienen que realizar en casos excepcionales.               

¿Se debería realizar una mamografía antes de la cirugía de reducción de senos?

 

Antes de la planificación de una reducción de mamas, las mujeres que pasaron los 35-40 años de edad deberían realizarse una mamografía, con el fin de poder reaccionar de forma correspondiente ante el diagnóstico. 12 meses después de una reducción de mamas también se debe realizar una mamografía para que el radiólogo esté familiarizado con el diagnóstico inicial y pueda comparar y clasificar mejor algún cambio posterior. Después de esta cirugía no existe ni un incremento ni una disminución del riesgo de padecer cáncer de mama. Los chequeos preventivos de cáncer de mamas por supuesto también son necesarios después de una reducción de mamas.

¿Después de la reducción de senos puede suceder una nueva pérdida de tensión de los senos?

También después de una reducción mamaria los senos siguen expuestos al proceso natural del envejecimiento y con el tiempo se vuelven más fláccidos. Pero ya que el peso, que actúa sobre la piel, fue reducido, la flaccidez o caída de los senos se retarda notoriamente, mucho más que sin una cirugía de reducción de senos.  

 

El postoperatorio después de una reducción de senos.

  • Drenajes
    Al finalizar la cirugía, se colocan dos drenajes de succión (= drenajes tipo Redon) que se pueden retirar después de 1 a 5 días.
  • Compresión
    Especialmente en las primeras 24 horas posteriores a la cirugía de reducción mamaria es muy importante cuidarse y permanecer bastante quieto para evitar que se abra un pequeño vaso sanguíneo que haya sido ligado u obliterado. Mediante un vendaje compresivo por una noche se puede reducir el riesgo de forma adicional.
  • Duchas
    Al utilizar un vendaje resistente al agua la paciente se puede duchar con cuidado después de que los drenajes hayan sido retirados. Hasta ese momento el vendaje debe permanecer seco.
  • Puntos
    Puntos realizados con hilo reabsorbible no se tienen que sacar. Puntos que se hayan realizado con material no reabsorbible se quitarán a los 10-14 días.
  • Sujetador
    Se recomienda utilizar un sujetador por un período de 4-6 semanas.
  • Neoformación de tejido glandular mamario
    En la literatura está descrita la neoformación de tejido glandular. Esto es muy raro. Se da especialmente en mujeres muy jóvenes o debido a hormonas a consecuencia de un embarazo.                     
  • Deportes
    Después de una reducción de senos en general los deportes se deberían evitar por un período de seis semanas. Esto vale especialmente para deportes que lleven a un movimiento fuerte del cinturón escapular y del tórax. Deportes más suaves se pueden practicar 1-2 semanas después de la cirugía.
  • Dormir boca abajo
    Recién a las siete semanas se permite dormir boca abajo.

 

¿Qué complicaciones pueden aparecer en una reducción de senos?

Un proverbio sabio de los cirujanos dice que sólo existen dos tipos de cirujanos que no conocen las complicaciones: 
Unos no operan, y los otros son mentirosos.

Su cirujano plástico debería asesorarle detalladamente acerca de las posibles complicaciones y los signos de alerta correspondientes, para poder reconocerlos a tiempo y tratarlos de forma suficiente para evitar algo peor.

A continuación se describirán brevemente las complicaciones más importantes que pueden aparecer después de una reducción de senos:
  • Inflamación o hinchazón postoperatoria
    Después de una reducción de senos un cierto grado de inflamación es normal. Puede ser más marcada debido a pequeños hematomas o seromas. También son normales ciertos endurecimientos después de la operación. Estos cambios  mejorarán notablemente en las primeras semanas después de la intervención.
  • Hematomas
    En esta operación se forman áreas de heridas bastante grandes. Por lo tanto es muy importante realizar una buena hemostasis. Con la posterior compresión y la utilización de los drenajes los hematomas grandes son raros en pacientes sin alteraciones de la coagulación. Hematomas más pequeños son reabsorbidos por el cuerpo, los más grandes a veces requieren una eliminación quirúrgica.
  • Sangrados
    En general se puede evitar con una hemostasis cuidadosa y una compresión posterior. Vale lo descrito en el párrafo anterior. Si los drenajes se retiran muy precozmente después de la reducción de senos, algún vaso sanguíneo ya obliterado se podría abrir nuevamente y sangrar.
  • Alteraciones en la formación de las cicatrices después de una reducción de senos
    A veces pueden aparecer las así denominadas cicatrices hipertróficas (o en un caso peor queloides) en pacientes que sufren de una alteración hereditaria correspondiente. Estas se pueden tratar bastante bien con cremas especiales o eventualmente con inyecciones de cortisona, etc. Si se conoce la existencia de una alteración en la cicatrización, se debe decidir cuidadosamente si es conveniente realizar una reducción de senos.
  • Infecciones
    El riesgo de una infección se debería reducir mediante un procedimiento altamente estéril y eventualmente una prevención con antibióticos. Esto es especialmente importante, si durante la cirugía se encuentran quistes.
  • Dog-Ears, orejas de perro
    En ambos extremos del área de incisión horizontal surge un excedente de piel. Cuanto más extremo es el diagnóstico, tanto más extensa será la reducción de senos y habrá más cantidad de piel sobrante. Ya que esto se parece a pequeñas orejas de perro se llaman Dog-Ears. La eliminación de las mismas en el marco de la reducción de senos en general se hace de forma reservada para evitar una extensión demasiado grande de la cicatriz. Se apuesta a que se achicarán en un período de 3 a 6 meses y finalmente ya no sean visibles. Si este efecto de reducción no se logra de forma suficiente se puede realizar una pequeña corrección bajo anestesia local.
  • Sensibilidad de la piel de los pezones después de una reducción de senos
    Después de una reducción de senos se debe esperar un empeoramiento en la sensibilidad o un entumecimiento de los pezones, ya que los pequeños nervios cutáneos que llegan a la región en su mayoría serán seccionados. Sin embargo en muchas pacientes la sensibilidad del pezón después de la cirugía sigue siendo sorprendentemente buena. Pero también existe la posibilidad de un entumecimiento permanente después de la cirugía de senos. Eso vale especialmente para cirugías en las que los pezones se deben levantar por más de 10 cm.
  • „Punto débil“
    Similar a lo que sucede en el  levantamiento de senos o la plastia abdominal, también existen puntos débiles o de preocupación en la reducción de senos. Aquí se refieren al lugar del pliegue inframamario en el que se une la incisión vertical con la horizontal en la incisión en forma de T. Aquí la irrigación sanguínea es menor debido al hecho que se juntan tres colgajos de piel y que además existe más tensión sobre la sutura. Por lo tanto en este lugar las alteraciones de la cicatrización son algo más frecuentes. Además la cicatriz puede llegar a resultar más ancha que en otros lugares de la sutura. Se puede planificar una pequeña corrección de la cicatriz bajo anestesia local después de un período de aproximadamente 6 meses, cuando las cicatrices hayan madurado.  
  • Desgarro de la herida / sutura
    Si existe demasiado tensión o un movimiento demasiado fuerte del tórax, la sutura se puede sobrecargar y desgarrarse. Por lo tanto es importante cuidarse especialmente en la primera semana después de una reducción de senos. Sobre todo se deben evitar movimientos de los brazos por encima de la cabeza por un período de varias semanas.
  • Necrosis de tejidos
    Especialmente en personas que fuman mucho y en medidas de senos extremas puede suceder que la irrigación de los pezones ya no sea suficiente para alimentar a los mismos. Entonces partes o incluso todo el pezón puede sufrir una necrosis. Sin embargo es posible estimar la situación de la irrigación durante la cirugía. Si la irrigación no es suficiente, se decidiría realizar un transplante de los pezones o areolas. En su mayoría estos transplantes tienen un buen resultado, pero en estos casos la sensibilidad de la piel está completamente alterada, es decir los pezones permanecen sin sensibilidad. Para no comprometer la irrigación de forma adicional, es importante no fumar ni antes ni después de la cirugía.
  • Colecciones de líquido seroso = Seromas
    En una reducción de senos las heridas son bastante extensas. Estas pueden producir secreciones, dependiendo de la predisposición individual. En general no se producirán alteraciones significativas. A veces aparecerán seromas pequeños o medianos que se reabsorberán con el tiempo. Los seromas más grandes a veces se tienen que puncionar con una cánula.
  • Resultado cosmético insatisfactorio
    En el marco de una charla de asesoramiento efectiva se deberá comparar las expectativas del paciente con las posibilidades reales de una cirugía, para así evitar las decepciones. En casos de asimetrías, cicatrización no óptima, etc. se puede mejorar el resultado con una cirugía de corrección.
  • Trombosis y embolias después de una reducción de senos
    Se recomienda una prevención de trombosis con heparina y la utilización de medias especiales de compresión. .
  • Aquí no se tratará el riesgo de la anestesia general o local.

 

Otros temas

  • Ginecomastia: reducción de pechos en el hombre
    Un agrandamiento no fisiológico de los pechos en el hombre se denomina ginecomastia. En este artículo se explica cómo se puede realizar la reducción de pechos en el hombre, que en la medicina se denomina mastectomía en hombres.

Actualizado el 24.06.2012-->

Bibliografía acerca del tema de la reducción de senos o reducción mamaria

  • Plastic Surgery – Mathes – 8 Volumes - Saunders; Auflage: Uitgawe - 2005
  • Plastic Surgery - Grabb & Smith - Lippinkott Williams & Wilkins - Philadelphia USA – 2007
  • Plastische Chirurgie – Krupp - Ecomed – 2008 - (Ringbandwerk)
  • Ästhetische Chirurgie – Lemperle, von Heimburg – Ecomed – 2008 – (Ringbandwerk)
  • Plastische Chirurgie – Berger, Hierner - Springer – Band 3: Mamma, Stamm - Berlin 2006

 

 

 

Copyright© 2008-

Dr. Rene Schumann; Cirujano plástico en Alemania (Düsseldorf)

todos los derechos reservados por el autor