Consultation:
0049211-
24790940
Kaiserswerther Str. 119
40474 Düsseldorf / Germany

Reducción de orejas

Cirugía: Reducción de orejas - Reducir tamaño de orejas

 

Imágenes: No se trata de imágenes antes/después, sino de gráficas para la representación de las incisiones (área a eliminar del lado izquierdo) y del trazado de las cicatrices (lado derecho) en los diferentes métodos de reducción de orejas.

  • 1,2, La incisión en forma de cuña actualmente se utiliza en su mayoría para la extirpación de tumoraciones en la oreja, y no para la reducción estética de la misma.
  • 3,4, Método según Eisenklam
  • 5,6, Reducción de orejas según Meyer y Sieber

 

Qué motivos existen para la reducción del pabellón auricular?

 

Mediante la reducción de orejas (es decir reducción del pabellón auricular o reducción del tamaño de la oreja) se pueden corregir las orejas que presentan un tamaño demasiado grande. El término médico específico para esta condición es macrotia.  Los límites son más bien difusos, el tamaño relativo depende de la estatura corporal y del tamaño de la cabeza. El valor normal aproximado del largo del eje en mujeres es de 58 a 62 mm, y en hombres de 62 a 66 mm. Para que exista la indicación de una reducción de orejas en general es determinante el grado de sufrimiento psíquico del paciente, que muchas veces se ve incrementado debido a las bromas y burlas. 

¿Cómo es el procedimiento de una reducción del pabellón auricular?

La reducción del tamaño de las orejas se puede realizar de forma ambulatoria y bajo anestesia local, eventualmente con un estado de sopor acompañante. Se recomienda una anestesia general en niños o en adultos que sufren de miedo. Antes de la intervención  se deben lavar cuidadosamente los cabellos y las orejas. Al finalizar la reducción de orejas se coloca por sólo dos o tres días un vendaje de algodón un poco más grande, después en general es suficiente un vendaje más pequeño con una vincha no muy ajustada. 

Cómo se realiza la reducción del pabellón auricular en el caso de macrotia?

 

Ya en el año 1856 Di Martino describió por primera vez un método para la reducción de las orejas. Se trataba de una técnica con incisiones en forma de cuña, parecido a lo que se puede apreciar en las imágenes 1 y 2. Después siguieron muchas otras descripciones. Hoy en día se utiliza varias técnicas diferentes con cicatrices muy bien escondidas y que pasan desapercibidas (se puede ver el trazado de las cicatrices en las imágenes). 

La planificación de la cirugía debe incluir una revisación detallada de las orejas. La elección de la técnica quirúrgica dependerá de las regiones que se deban corregir. Además puede ser razonable combinar la reducción de las orejas con una corrección del posicionamiento de orejas prominentes y/o la corrección del lóbulo de la oreja. 

El principio consiste en eliminar el excedente de piel y cartílago, para después formar una oreja que parezca natural. Una técnica de sutura muy exacta es de una importancia especial para obtener un resultado con cicatrices poco visibles y un pabellón auricular sin escalones.  Tampoco se debe desestimar la importancia de la colaboración adecuada del paciente para evitar tensiones sobre las suturas delicadas.

 

¿Cómo es el postoperatorio?

  • Vendaje - Después de una reducción de orejas éstas se modelan con algodón y al principio se cubren con un vendaje bastante grande. Éste permanece por 1 a siete días.  
  • Vincha - Después se deberá usar una vincha las 24 horas al día por un período de dos semanas. Después es suficiente usar la vincha durante la noche. Al contrario que en la corrección de orejas prominentes la vincha no tiene que estar muy ajustada, sólo servirá de protección.
  • Los puntos se pueden retirar aproximadamente dos semansas después de la cirugía.
  • Deportes - Para no influir de forma negativa en el resultado de la reducción de orejas, se debe evitar deportes en equipo o de pelota por un período de 6 a 12 semanas.

 

¿Qué complicaciones pueden aparecer en una reducción del pabellón auricular?

Un proverbio sabio de los cirujanos dice que sólo existen dos tipos de cirujanos que no conocen las complicaciones:
Unos no operan, y los otros son mentirosos.

Su cirujano plástico debería asesorarle detalladamente acerca de las complicaciones y los signos de alerta correspondientes , con el fin de poder reconocerlos precozmente y tratarlos de forma suficiente para evitar complicaciones más graves. 

Seguidamente se describen brevemente las complicaciones más importantes que pueden aparecer después de una reducción de orejas:

  • Inflamación
    Después de una reducción de orejas puede aparecer una inflamación moderada de la oreja. Para minimizar esta inflamación son de mucha ayuda las medidas desinflamantes: enfriamiento, una posición más alta del tronco al dormir y medicamentos correspondientes
  • Hematomas
    La inflamación descrita más arriba eventualmente se acompaña por hematomas en la piel. Un hematoma real, que se encuentra por debajo del subcutáneo, sería una excepción, especialmente si después de la cirugía se coloca un buen vendaje de presión.
  • Sangrados
    Estos se pueden evitar al realizar una buena hemostasis y una compresión posterior. Además las heridas son pequeñas, lo que disminuye la probabilidad de ocurrencia de sangrados.
  • Alteraciones de la sensibilidad en la piel después de la reducción de orejas
    Puede haber un empeoramiento de la sensibilidad de la piel. Pero en general esto es reversible.
  • Alteraciones en la cicatrización
    Las así llamadas cicatrices hipertróficas (o en el peor de los casos queloides) son raras en la región de las orejas. En general, si aparecen, son bastante tratables con cremas especiales y eventualmente inyecciones de cortisona, entre otras. Si ya se sabe de antemano de una alteración de la cicatrización, se debe decidir muy cuidadosamente - según el grado de la alteración - si es conveniente realizar la cirugía de la reducción de orejas. 
  • Infecciones
    Las infecciones después de una reducción de las orejas son muy raras. Si las infecciones no se tratan a tiempo, éstas podrían pasar al cartílago y producir una condritis.
  • Ruptura de  la sutura
    En la cirugía de la reducción de orejas se debe tener mucho cuidado con las suturas. Aún con un golpe muy pequeño las suturas finas podrían desgarrarse. Esto también vale para las suturas no visibles del cartílago. Por lo tanto es más seguro usar una vincha por algunas semanas a modo de protección.
  • Resultado cosmético insatisfactorio
    Antes de la cirugía es muy importante comprender bien el deseo del paciente y estimar la realizabilidad. Si existe una insatisfacción debido a razones quirúrgicas o a la aparición de complicaciones, en general esto significa una nueva corrección de orejas.
  • Aquí no se explica el riesgo correspondiente a la anestesia general o local.

 

Otros temas

  • Corrección de orejas
    La forma más frecuente de cirugía de orejas es la corrección de orejas prominentes. La reducción de orejas descrita en esta página es una cirugía poco frecuente.

Actualizado el 29.09.2012

Bibliografía acerca del tema de reducción de orejas en casos de macrotia

  • Chirurgie der Ohrmuschel: Verletzungen, Defekte und Anomalien - Hilko Weerda - Thieme - Stuttgart 2004
  • Ästhetische und Plastische Chirurgie an Nase, Gesicht und Ohrmuschel - Kastenbauer, Tardy - Thieme - Stuttgart 2005

 

 

 

Copyright© 2008-

Dr. Rene Schumann; Cirujano plástico en Alemania (Düsseldorf)

todos los derechos reservados por el autor