www.iatrum.com

Consultation:
0049211-24790940
Kaiserswerther Str. 119
40474 Düsseldorf / Germany

Abdominoplastia

Plastia abdominal

 

 

 

¿Qué formas principales existen en la abdominoplastia?

La plastia abdominal o plastia de la pared abdominal también se denomina plastia del vientre o en la medicina abdominoplastia. Se pueden diferenciar las siguientes formas:

  • Plastia abdominal clásica = Abdominoplastia con movilización hasta el arco costal y recolocación del ombligo
  • Mini-plastia abdominal = Mini-Abdominoplastia con movilización sólo un poco por encima del ombligo sin recolocación del mismo
  • Abdominoplastia con incisión en forma de T= abdominoplastia grande con incisión vertical adicional. Si existe un excedente importante de piel no se puede evitar esta incisión.
  • Plastia abdominal superior con incisión en el pliegue inframamario. Esta cirugía se realiza muy pocas veces debido al porcentaje alto de formación de cicatrices problemáticas.

Términos emparentados: plastia de la pared abdominal, tensado de la piel del abdomen, mini-abdominoplastia, plastia del delantal adiposo, delantal adiposo, eliminación del delantal adiposo.

 

¿Con qué cirugías se combina muchas veces la abdominoplastia?

  • El trazado circular de las incisiones se utiliza en casos en los que también existe un excedente de piel en la espalda baja o si adicionalmente se realiza  una plastia de glúteos. 
  • Frecuentemente es apropiada una combinación de la plastia abdominal con una liposucción. Muchas veces se desea adpatar las caderillas al abdomen o se disminuye un poco la grasa abdominal.
  • En el caso de pérdidas de peso en las mujeres muchas veces también se aflojan los senos, por lo que se puede realizar simultáneamente una remodelación mamaria.

¿Qué motivos existen para la realización de una abdominoplastia?

 

Los motivos principales para una plastia abdominal son los estados posteriores a un embarazo (muchas veces en el caso de un embarazo múltiple, es decir mellizos, etc.), pérdidas importantes de peso corporal después de una obesidad importante (adiposis o el caso extremo de Adipositas permagna).

Por un lado la piel del abdomen puede estar sumamente estirada. Por otro lado muchas veces también está estirada o ensanchada la pared abdominal, la cual se compone por la musculatura abdominal y las capas fibrosas firmes. Esto último puede llevar a pequeños vientres en forma de bola, aún en mujeres delgadas. Aquí una plastia abdominal a nivel de piel no sería suficiente, sino que también sería importante una plastia interna de la pared abdominal.

Una separación importante de la musculatura abdominal en la línea media se denomina diastasis de rectos, y se puede corregir con una plastia abdominal a nivel muscular (ver más abajo: corset interno).

También está indicada en pérdidas excesivas de peso corporal, que en principio pueden tener como consecuencia cambios similares y que como problema principal presentan un enorme excedente de piel y tejido adiposo (delantal adiposo).

¿Cómo es el procedimiento habitual en una abdominoplastia?

Por lo menos dos semanas antes de una plastia abdominal se debería dejar de fumar para minimizar el riesgo de alteraciones en la cicatrización. Después de finalizada la ciactrización de la herida este peligro ya no existe. La cirugía en sí lleva aproximadamente dos horas. Se realiza bajo anestesia general. La elección de la incisión depende de la cantidad de tejido que se debe reducir. Según la extensión de la plastia abdominal se recomienda una internación de uno a dos días, en el caso de un excedente importante de tejido incluso por más tiempo.

 

¿Cómo se realiza una abdominoplastia?

El principio básico de una abdominoplastia consiste en eliminar el excedente de piel y tejido adiposo. Esto se logra mediante una incisión sobre el pubis que se extiende lateralmente y hacia arriba hacia las ramas del pubis. La línea de la incisión se puede adaptar a la moda del traje de baño o la ropa interior. Para poder movilizar la mayor cantidad de piel posible, se debe separar el tejido adiposo de la pared abdominal hasta el borde inferior del esternón. Sólo así la plastia abdominal también tendrá un efecto en la región superior del vientre. 

Se recorta el ombligo y se sutura en su nueva ubicación. Por supuesto se intenta producir la cantidad menor posible de cicatrices, y si es posible, se evita la cicatriz vertical que se extiende sobre la línea media desde el pubis hasta el ombligo. 

Sin embargo existen diagnósticos en los que no se puede evitar una plastia abdominal con una cicatriz adicional sobre la línea media:

  • Plastia abdominal pequeña: A veces no se puede eliminar sufuciente piel para poder esconder la región donde se encontraba el ombligo en la cicatriz horizontal. Entonces este defecto se cierra con una pequeña sutura vertical.
  • Plastia abdominal grande: El excedente de piel es tan grande que también se tiene que eliminar piel en dirección vertical. Como resultado se obtiene una cicatriz vertical sobre la línea media. El patrón de la incisión recuerda a un lirio. Por lo tanto esta técnica se denomina 'Flor de Lis'.

 

Si existen depósitos adiposos importantes  es preferible la eliminación del delantal adiposo (ver más abajo) para no maltratar tanto el tejido, antes de una plastia abdominal clásica.

Piel flácida en el vientre después de un embarazo

Imagen superior: vientre flácido después de un embarazo.

Las siguientes cuatro imágenes  muestran en un color más claro la región que se eliminará en una plastia abdominal. En blanco se representa el trazado de las cicatirces resultantes:

1, Mini-Abdominoplastia

2, Abdominoplastia clásica

 

Mini-plastia del vientre, en medicina mini-abdominoplastiaTrazado clásico de la incisión en una plastia abdominal

3, Abdominoplastia pequeña de 'Flor de Lis'

4, Abdominoplastia grande de 'Flor de Lis'

Plastia de viente o abdominoplastia ampliadaAbdominoplastia extensa de Flor de Lis

¿Qué se entiende por “corset interno” en una abdominoplastia?

 

Si se realiza una plastia abdominal se debe tener en cuenta que la sobreextensión de tejidos muchas veces también afecta la pared abdominal o músculos abdominales. Si se separan los dos músculos abdominales rectos, se habla de una diastasis de rectos.  Se puede corregir estas alteraciones mediante una plastia abdominal con un así denominado  'corset interno' adicional. Mediante una técnica especial de sutura, la cual no capta al músculo, sino a su cubierta firma, se posibilita una tensión interna. Con esta técnica de sutura se logra una tensión tanto en dirección horizontal como también vertical.

 

El ombligo es re-ubicado.

 

En el marco de una plastia abdominal / abdominoplastia se recoloca el ombligo. Existen muchas descripciones de técnicas para la reubicación del ombligo. El objetivo de estas técnicas consiste en tratar de que el ombligo nuevo se vea lo más natural posible.  Esto solo se logra con algunas de estas técnicas.

La formación o remodelación hábil del ombligo es una parte importante de la plastia abdominal, ya que el ombligo no se puede esconder en el bikini o el short de baño. Por lo tanto se debería formar un embudo que parezca natural  y que la cicatriz quede casi invisible dentro de este embudo.

¿Qué es el “surco del champán”?

Coloquialmente se denomina 'surco del champán'  al hundimiento o surco entre los músculos rectos del abdomen. Algunas personas lo consideran especialmente atractivo. Si el paciuente lo desea, es posible formar este surco en el marco de una abdominoplastia. 

 

¿Qué se debe tener en cuenta al combinar una abdominoplastia con una liposucción?

 

Plastia de la pared abdominal, plastia del vientreTambién puede ser razonable combinar la plastia abdominal con una liposucción.  En algunos casos existe una flaccidez de la piel abdominal, pero además existe un excedente importante de tejido adiposo. En estos casos se puede realizar primero una liposucción y posteriormente una plastia abdominal. Algunos cirujanos plásticos realizan las dos intervenciones directamente una trás de otra  para evitar una nueva anestesia y no someter a sus pacientes a dos fases de postoperatorio. Sin embargo otros argumentan que el riesgo de alteraciones en la cicatrización es mayor debido al maltrato del tejido adiposo, y por lo tanto prefieren dos intervenciones separadas en el tiempo para no incrementar el riesgo de complicaciones después de la plastia abdominal. 

La abdominoplastia superior se realiza muy pocas veces.

 

La plastia abdominal superior es una técnica utilizada muy pocas veces. Es apropiada en pacientes que al mismo tiempo  desean realizar una reducción de senos o una remodelación de senos. La incisión en el pliegue inframamario de la intervención en los senos se utiliza al mismo tiempo como incisión para la plastia abdominal. Se tensa la piel del abdomen superior hacia arriba junto con el tejido adiposo que se encuentra por debajo y se elimina el excedente a nivel del pliegue inframamario. La desventaja de esta intervención consiste en que ambas incisiones inframamarias se deben reunir en el medio para poder eliminar también aquí suficiente tejido. Pero justo en esta región del esternón pueden aparecer con una frecuencia algo mayor cicatrices gordas poco estéticas o hipertróficas, aún con técnicas de sutura muy finas y delicadas.

Si el excedente de tejido no sólo afecta el abdomen superior, esta técnica se puede combinar con una pequeña plastia del abdomen inferior. En estos casos no es necesario recolocar el ombligo.

En general este tipo de plastia abdominal sólo se utiliza en muy pocos casos.

 

¿Cuál es la diferencia de la abdominoplastia con la eliminación del delantal adiposo?

 

Una forma especial de plastia abdominal la constituye la eliminación del delantal adiposo. La mayoría de los pacientes, en los que se realiza esta intervención, aún siguen con sobrepeso.

En estos casos no es recomendable la abdominoplastia clásica completa, ya que debido a las masas de tejido adiposo - que posee en general una peor irrigación sanguínea- se podría incrementar bastante la fecuencia de complicaciones, como p. ej. alteraciones en la formación de cicatrices, infecciones, necrosis de tejido adiposo (muerte del tejido grasoso), hematomas, etc. La plastia abdominal se reduce al grado mínimo necesario para miminizar el área de heridas resultante. A través de la incisión horizontal descrita anteriormente se realiza la eliminación del delantal adiposo. Después se sutura la herida en varias capas. 

El ombligo no se recoloca y la preparación encima de la pared abdominal sólo se realiza hasta el ombligo, y no hasta el esternón como en la plastia abdominal. Por lo tanto el área de la herida es sensiblemente más pequeña. Así se logra una mejor irrigación de los bordes de la herida y se minimiza el riesgo de alteraciones en la ciactrización. 

 

¿Qué se debe tener en cuenta en el postoperatorio de una abdominoplastia?

  • Drenajes
    Los drenajes permanecerán en el lugar por 2-5 días, dependiendo de la cantidad de líquido que drena.
  • Comportamiento
    Especialmente en las primeras tres semanas después de una plastia abdominal se debe tener mucho cuidado de no sobrecargar la sutura en el abdomen inferior, para que ésta no se estire o separe. Por lo tanto se debería dormir sobre la espalda en una posición semidoblada con el fin de reducir la tensión sobre la sutura. También se debería caminar y estar parado en una posición algo inclinada o doblada. Además es importante la regulación de la defecación, y en caso de peligro de una constipación se puede administrar un laxante suave. Se deben evitar alimentos que favorezcan la constipación y la flatulencia. Al hacer demasiada fuerza en la defecación las suturas internas del corset se pueden estirar antes de lo deseado.
  • Compresión
    Especialmente en las 24 horas posteriores a la plastia abdominal es importante permanecer bastante quieto y cuidarse, para que no se abra un vaso sanguíneo que haya sido ligado u obliterado. Adicionalmente se puede reducir el peligro de un sangrado mediante un vendaje compresivo por una noche. En los primeros días o semanas inflamaciones y pequeños hematomas (también asimétricamente) de la piel son normales. Se debería utilizar una faja compresiva por un período de 6 semanas después de una plastia abdominal.  
  • Puntos
    Puntos realizados con material reabsorbible no se tienen que sacar. Los puntos realizados con material no reabsorbible se sacan no antes de los 14 días después de la cirugía.
  • Duchas
    Debido a la proximidad de la zona íntima en general se evita los vendajes resistentes al agua. Poco tiempo después de retirar los drenajes (2-5 días) el paciente se puede duchar.
  • Deportes
    Hasta 4-6 semanas después de la cirugía se deben evitar los deportes que lleven al movimiento del vientre o que sean muy cansadores. 

 

¿Qué complicaciones existen en una plastia de la pared abdominal?

Un proverbio sabio de los cirujanos dice que sólo existen dos tipos de cirujanos que no conocen las complicaciones:
Unos no operan, y los otros son mentirosos.

su cirujano plástico le debería asesorar detalladamente acerca de las posibles complicaiones y los signos de alerta correspondientes, con el fin de poder reconocerlos a tiempo y tratarlos de forma suficiente para evitar algo peor. 

A continuación se describirán brevemente las complicaciones más importantes que pueden aparecer después de una plastia abdominal:

  • Inflamación postoperatoria
    Después de una plastia abdominal un cierto grado de inflamación postoperatoria es normal. Puede estar más marcada debido a pequeños hematomas o seromas. También son normales ciertos endurecimientos después de la operación. Estos cambios mejorarán notablemente en las primeras semanas posteriores a la cirugía. En esta fase se recomienda firmemente la utilización de una faja o ropa compresiva por un período de seis semanas.   Sin embargo aún después pueden ser visibles pequeñas a moderadas inflamaciones. A veces también se observa una inflamación directamente por encima de la ciactriz, que corresponde a una retensión de líquido linfático. Esta inflamación linfática también se puede observar después de una cesárea y se va reabsorbiendo (a veces esto demora meses). 
  • Hematomas
    En esta operación se forman áreas de heridas bastante grandes. Por lo tanto es muy imporante realizar una buena hemostasia. Con una compresión posterior y la colocación de drenajes los hematomas más grandes son más bien raros en pacientes que no poseen una alteración de la coagulación. Hematomas más pequeños son reabsorbidos por el cuerpo, pero los más grandes eventualmente necesitan una eliminación quirúrgica.
  • Sangrados
    En general se pueden evitar con una cuidadosa hemostasia y una posterior compresión. Vale lo descrito en el párrafo anterior.
  • Alteraciones en la formación de cicatrices
    Las así denominadas cicatrices hipertróficas (o en el peor de los casos queloides) pueden aparecer a veces en personas con una alteración correspondiente.
  • Lesión de estructuras vecinas (muy raro) Si existen hernias umbilicales o de pared abdominal se puede llegar a lesionar el intestino.
  • Infecciones
    El riesgo de infecciones se debe reducir mediante una forma de trabajo altamente estéril y eventualmente con una prevención con antibióticos.
  • Dog-Ears, Orejas de perro
    En ambos extremos del área de incisión horizontal surge un excedente de piel. Cuánto más extremo es el diagnóstico, tanto más extrema será la plastia abdominal y habrá más cantidad de piel sobrante. Ya que esto se parece a pequeñas orejas de perro, se denominan Dog-Ears. La eliminación de las mismas en el marco de la plastia abdominal en general se hace en forma reservada para evitar una extensión demasiado grande de las cicatrices. Se apuesta a que se achicarán en un período de 3-6 meses y finalmente ya no sean visibles. Si este efecto de reducción no se da de forma suficiente, se puede realizar una pequeña corrección bajo anestesia local. Con este procedimiento en general se ahorra en el largo de la cicatriz.
  • Sensibilidad de la piel en la región de la cicatriz
    Antes de una plastia abdominal se debería asesorar al paciente acerca de un empeoramiento de la percepción de la sensibilidad o un emtumecimiento en la zona media de la cicatriz. Una falta completa de sensibilidad es más bien rara. Sin embargo por encima de la parte media de la cicatriz también es posible un entumecimiento total y permanente. Ésta a veces ya existe previamente debido a una cesárea. 
  • Punto de preocupación o punto débil
    El así denominado punto de preocupación en una plastia abdominal se encuentra por encima del pubis. Aquí existe la mayor tensión y por lo tanto un riesgo mayor para una alteración en la correcta cicatrización. Una alteración de la cicatrización pequeña significará una pequeña apertura o abultamiento de los bordes de la herida. Con vendajes antisépticos en general se puede dominar rápidamente este problema. Las alteraciones de la cicatrización más importantes son poco frecuentes. Si suceden, en general se trata de pacientes diabéticos o fumadores.  
  • Separación / desgarro de la herida o sutura
    Si existe demasiada tensión o demasiado movimiento del tronco, la sutura se puede sobrecargar y se puede desgarrar. Por lo tanto uno debería cuidarse mucho especialmente en las primeras semanas después de una plastia abdominal y permanecer en una posición levemente doblada.
  • Necrossis de tejidos
    Especialmente en personas que fuman mucho es posible que en la región de la mayor tensión (en el medio de la sutura) y debido al efecto de la nicotina ya no esté garantizada la irrigación correcta de la piel. Aquí se podrían necrosar (muerte de tejido) partes de la piel.  Según el tamaño del defecto a veces es necesaria la utilización de vendajes antisépticos por un período prolongado o incluso otra cirugía de corrección. Por lo tanto es muy importante evitar fumar antes y después de una plastia abdominal.
  • Seromas
    En una plastia abdominal existen áreas de heridas bastante grandes. Estas pueden producir líquido seroso, dependiendo su cantidad de la predisposición individual. En general no se presentarán alteraciones significativas. A veces se producirán seromas pequeños o medianos que se reabsorberán con el tiempo. Los seromas más grandes a veces se deben puncionar con una cánula.
  • Resultado cosmético insatisfactorio
    En el marco de una charla de asesoramiento efectiva se debería contraponer o tratar de equiparar las expectativas del paciente con las posibilidades reales de una cirugía, con el fin de evitar decepciones. En el caso de asimetrías, cicatrización no óptima, etc. se puede lograr una corrección con una cirugía de mejora.
  • Trombosis y embolias después de una abdominoplastia
    Es recomendable una prevención de trombosis con heparina y la utilización de medias especiales. 
  • Aquí no se tratará el riesgo de la anestesia general o local.

 

Otros temas

  • Liposucción
    Muchas veces la abdominoplastia se combina con una liposucción. Con mayor frecuencia se reduce las caderillas para mejorar el marcado de la cintura. 

Actualizado el 29.09.2012

Bibliografía acerca del tema de la abdominoplastia

  • Plastic Surgery - Grabb & Smith - Lippinkott Williams & Wilkins - Philadelphia USA – 2007
  • Ästhetische Chirurgie – Lemperle, von Heimburg – Ecomed – 2008 – (Ringbandwerk)
  • Plastische Chirurgie – Krupp - Ecomed – 2008 - (Ringbandwerk)
  • Plastische Chirurgie – Berger, Hierner - Springer – Band 3: Mamma, Stamm - Berlin 2006

 

 

 

Copyright© 2008-

Dr. Rene Schumann; Cirujano plástico en Alemania (Düsseldorf)

todos los derechos reservados por el autor